Decoración egipcia

Sabemos que te gusta Egipto. Que mejor que llevar tu hogar o tu lugar de trabajo al siguiente nivel, ¿no crees? La decoración egipcia combina colores oscuros con brillantes, una mezcla muy elegante. La civilización egipcia tenía un estilo muy original y refinado. ¿A qué esperas? Se un poco como ellos.

{productos}

¿Por qué comprar figuras o estatuas egipcias?

Seamos sinceros, no son como las esculturas a tamaño de media pirámide (estaría genial tener una de esas en la entrada de casa), son figuras de un tamaño mucho menor, como figuritas, pero con detalle nada que envidiar a las grandes.

Lo mejor es que son estatuas coleccionables. Imaginate tu lugar preferido y varias estatuas de Anubis u Osiris, una pasada. También las puedes colocar en tu habitación como los faraones, que una vez muertos guardaban sus tesoros consigo, levantarse con tales figuritas te levanta el ánimo seguro.

Existen cosas que ni te imaginas como, por ejemplo, espejos de mano con forma de Ankh. Te puedes peinar por las mañanas con ello. No puede faltar tampoco las pirámides egipcias para decoración, las hay de todos los tamaños, excepto a tamaño real. Para eso tendrías que ir a Egipto pero no te dejarán cogerla para llevártela a casa.

Tampoco es plan que para acompañar esta ornamentación llenar la habitación de arena, mirando el lado positivo el gato podría hacer sus necesidades gracias a ella. Hablando de gatos, los egipcios consiguieron domesticarlo y fue un gran elemento de su cultura. Así pues, si tienes gatos mejor. Les gustarán los adornos nuevos.

La mayoría de las figuras tienen tonos oscuros y dorados. Las puedes colocar donde quieras: en sitios claros para que destaquen o en lugares más sombrío para que se camufle lo negro y destaque la tonalidad dorada.

¿Ya tienes pensado un espacio para poner estas estatuas? El siguiente paso es comprarlo. Ve arriba a ver los productos o navega por la tienda DeEgipto.com un rato más.